jueves, 24 de mayo de 2018

Fresas con yogur griego


Cuando un producto es bueno no hace falta elaborarlo demasiado para que disfrutemos de todo su sabor. Era el caso de estas fresas que compré el otro día, estaban tan ricas que casi me las como todas antes de hacer el postre. Menos mal que quedaron unas pocas para hacer estas ricas fresas con yogur griego, un postre sencillo, sabroso, barato y si lo presentamos con un poco de gusto, queda muy resultón.

Ingredientes:
-fresas
-2 yogures griegos
-2 cucharadas de azúcar
-sirope de chocolate

Elaboración:

Lo primero es lavar las fresas antes de quitarles el pedúnculo. Mirad que buena pinta tenían.

Mientras escurren un poco las fresas vamos echando el azúcar a los yogures. Removemos bien para que se integre.

Ponemos los yogures en el fondo de un plato grande o una fuente.

Cortamos las fresas en cuartos y las vamos colocando a nuestro gusto.

Le podemos poner por encima un poco de sirope de chocolate que le va muy bien a las fresas. Si no nos gusta le podemos poner de otro sabor, o unas almendras laminadas tostadas, o unas nueces picadas, etc. 

Ya veréis lo ricas que están las fresas con yogur griego en sustitución de la clásica nata, a mi por lo menos me gustan más así.  Además son menos calóricas, que hay que pensar en todo...

Saludos,
Sé.
loquesecocinaencasa.blogspot.com

miércoles, 23 de mayo de 2018

Pimientos rellenos de atún


Esta receta de pimientos rellenos de atún es de mi amiga Nati, a ella le salen riquísimos y cuando los hace me suele traer unos pocos porque sabe que me encantan. Es una receta muy fácil de hacer, sólo hay que tener un poquito de tiempo, pero con lo ricos que están vale la pena. Además la ventaja de esta receta es que la podemos dejar hecha de un día para otro y calentarla un poco antes de comer.

Ingredientes:

-1 bote de pimientos del piquillo en conserva.
-1 lata de atún
-1/2 cebolla (o una si es pequeña)
-3 o 4 cucharadas de harina
-leche (la que vaya pidiendo la bechamel)
-1 brick de 200 ml de leche evaporada
-4 o 5 cucharadas de salsa de tomate
-aceite de oliva
-sal
-pimienta negra (opcional)
-arroz cocido (para acompañar)

Elaboración:

Echamos un poco de aceite en una tartera y doramos un poco la cebolla bien picada con una pizca de sal.

Añadimos la harina y la rehogamos un poco.

 Parece que queda con grumos pero vamos añadiendo leche a poquitos y removiendo, y se van deshaciendo.

Si vemos que con la cuchara no se deshacen bien, podemos usar unas varillas.

Cuando la bechamel vaya espesando, vamos añadiendo más leche.

Echamos una cucharadita de nuez moscada. 

Seguimos removiendo y añadiendo leche poco a poco hasta que nos quede del espesor que nos guste.

Antes de acabar le añadimos el atún desmenuzado. En este punto podemos probar como está de sal y si le hace falta añadimos un poco.

No nos puede quedar ni demasiado espesa ni demasiado suelta. No sé si en la foto se ve el punto de espesor, pero no os preocupéis, confiad en vuestra intuición 😉

Cuando la bechamel con el atún esté lista, apagamos el fuego y dejamos enfriar un poco. Mientras tanto vamos poniendo los pimientos en un plato bien escurridos del líquido del bote.

Vamos rellenando con una cucharilla los pimientos.
Los ponemos en un plato y reservamos.

En una tartera echamos la leche evaporada y la salsa de tomate. Mi amiga hace la salsa con nata y con unos cuantos pimientos triturados, pero yo ese día los rellené todos y no me quedaba ninguno, así que para sustituir le añadí un poco de salsa de tomate. Utilicé leche evaporada en vez de nata porque tiene menos grasa.

Si vemos que queda muy suelta le añadimos un poco de harina de maíz diluida en agua fría para que espese.

Echamos una pizca de sal y un poco de pimienta negra. Si no os gusta, le podéis echar otra especia, o ninguna.

Mezclamos bien la pimienta y vamos colocando los pimientos que teníamos reservados. Los dejamos unos minutos en la tartera para que se calienten bien moviendo de vez en cuando con cuidado, eso sí, mejor a fuego lento porque este tipo de salsas tienden a pegarse en el fondo.

Como me sobró bechamel del relleno, hice unas cuantas croquetas. Quedaron súper cremosas, era la primera vez que hacía croquetas de atún y la verdad es que estaban buenísimas.

Cuando los pimientos rellenos de atún estén calientes servimos con las croquetas y acompañadas de un poco de arroz cocido. Estaba todo buenísimo.

Para completar nuestra comida podemos acompañar de una ensalada como por ejemplo esta que era de lechuga, maíz, aceitunas, arándanos rojos y mezcla de semillas.

Saludos,
Sé.
loquesecocinaencasa.blogspot.com

lunes, 21 de mayo de 2018

Tarta de queso fría con mermelada de albaricoque


Esta receta de tarta de queso es de una amiga mía que se llama Mari Carmen a la que también le encanta la cocina, desde aquí le doy las gracias porque estaba buenísima. En esta ocasión se me ocurrió ponerle por encima mermelada de albaricoque en vez de la típica de fresa para variar un poco. El resultado fué esta rica tarta de queso fría con mermelada de albaricoque de la que no quedaron ni las migas. 

Ingredientes:

-250 gr de queso de untar
-200 ml de nata (35% materia grasa)
-1/2 vaso de leche
-1/2 vaso de azúcar
-2 sobres de cuajada
-1/2 paquete de galletas (para la base)
-50 gr de mantequilla (para la base)

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es la base para meterla en la nevera un rato, para ello trituramos las galletas con una picadora.

Cuando la tengamos picada la ponemos en un bol o plato hondo. Si no tenemos picadora en casa podemos triturar las galletas metiéndolas en una bolsa de congelación, la cerramos y las trituramos con el rodillo o con otra cosa que tengamos por casa.

 Troceamos la mantequilla para que se funda mejor y la metemos unos segundos al microondas.

Cuando la mentequilla esté fundida  la echamos por encima de las galletas trituradas.

Mezclamos bien la mantequilla con las galletas.

Ponemos las galletas en un molde desmontable y aprisionamos bien con una espátula o con una cuchara.

Cuando hayamos hecho esto metemos la base en la nevera mientras seguimos con la receta.

Echamos en un cazo el medio vaso de leche.

Añadimos el azúcar y removemos.

Ahora echamos la nata.

También los dos sobres de cuajada.

Mezclamos todo bien y ponemos el cazo al fuego. Lo tenemos hasta que hierva sin dejar de remover a fuego no demasiado fuerte. No podemos dejar de remover por que se pega al fondo fácilmente.

Cuando esté listo apagamos el fuego, añadimos el queso de untar y trituramos con la batidora para que no queden grumos.

No podemos dejar enfriar la mezcla, así que rápidamente la tenemos que echar en el molde que tenemos reservado en la nevera con la base de galleta.

Cuando tengamos la mezcla en el molde, dejamos enfriar un rato antes de meterla unas horas en la nevera.

Para servir tiene que estar la tarta bien fría. La desmoldamos con cuidado y le ponemos la mermelada por encima. También le puse unos arándanos rojos para adornar.

Estaba buenísima, cremosita y suave, mirad el corte.

Animaos a hacer esta tarta de queso fría con mermelada de albaricoque, es muy fácil y os encantará, eso seguro.

Saludos,
Sé.
loquesecocinaencasa.blogspot.com

viernes, 18 de mayo de 2018

Zorza de pavo con espaguetis vegetales


La receta de hoy es una riquísima zorza de pavo con espaguetis vegetales que acompañé de puré de patata. La zorza se hace normalmente con carne de cerdo, pero para variar se me ocurrió hacerla con pechuga de pavo y la verdad es que quedó muy sabrosa. Los espaguetis vegetales los hice con el aparato  que os comenté el otro día, que la verdad es que va muy bien para cosas anchas como el calabacín, patata, etc, pero para la zanahoria que es más delgadita no vale, así que me tocó echar mano de mi rallador de siempre. Utilicé el más ancho porque tiene dos medidas.

Ingredientes:

-pechuga de pavo
-ajo
-perejil
-pimentón dulce
-sal
-aceite de oliva
-calabacín
-zanahoria
-puré de patata

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es quitarle la grasa sobrante a la pechuga y cortarla en trozos no muy grandes.

Le echamos pimentón dulce, sal, aceite de oliva, ajo y perejil picado.

Mezclamos bien todo con una cuchara y dejamos reposar un buen rato  para que la pechuga se impregne bien de los sabores.

Para hacer los espaguetis vegetales pelamos la zanahoria y el calabacín. Para la zanahoria tuve que utilizar el rallador porque como os comenté antes mi aparatito nuevo no me vale para las zanahorias.

Vamos poniendo las zanahorias ralladas en un plato y reservamos.

Para hacer los espaguetis de calabacín lo partimos en dos o tres trozos y los vamos haciendo con el espiralizador. Si no tenéis los hacéis también con el rallador gordo igual que las zanahorias.

Mirad como quedan.

Los ponemos en un plato y reservamos.

Cuando tengamos todo listo ponemos una sartén amplia a calentar y echamos la zorza. No ponemos aceite porque ya tiene. La vamos haciendo a fuego fuerte para que se selle bien por fuera y vamos removiendo para que se haga por todos los lados igual.

En otra sartén o una tartera baja ponemos un poco de aceite de oliva a calentar y echamos los espaguetis de calabacín. Le añadimos un poco de sal y un poco de albahaca u otra especia que os guste.

Removemos y los dejamos un minuto más o menos. Añadimos la zanahoria.

Mezclamos todo bien y dejamos un minuto o dos más.

Cuando tengamos la zorza y los espaguetis vegetales servimos acompañando con un poco de puré de patatas. Yo le eché un poco de la salsita de la zorza por encima para darle un extra de sabor.

Para acompañar podemos poner una ensalada como por ejemplo esta de tomate, aceitunas, aguacate y maíz. Aliñamos al gusto.

Como os digo siempre receta fácil, rápida, sencilla, barata y nutritiva. ¿Se puede pedir más?
Saludos,

loquesecocinaencasa.blogspot.com